5 consejos para la gestión de su cadena de logística

Una cadena de logística cubre el tráfico que va desde el origen de producción de una mercancía hasta la entrega al comprador final. Por tanto, existen dos conceptos clave para controlar: el transporte y un proyecto de coordinación afín. Aquí van cinco consejos clave sobre el proceso.

Invierta en informática

Atrás quedaron los impresos manuales, muy fáciles de perder o en los que anotar datos incorrectos. Un sistema informatizado implica un ahorro de tiempo, espacio y dinero. Hoy día, existen numerosos programas para empresas del sector con formularios donde rellenar eficazmente todas las casillas pertinentes, con funciones automatizadas.

Colabore con socios innovadores

Confíe su cadena de suministro en encargados con probada experiencia innovadora, conocedores de las últimas implementaciones en logística. La distribución y movimientos de mercancías deben funcionar al milímetro, con especial atención a cualquier fallo que pueda producirse. La empresa encargada de dicha tarea debe ser facilitadora del proyecto logístico.

Invierta en la segmentación de proveedores

En función del período del año, será más interesante trabajar con unos proveedores u otros. También determinará la elección el tipo de mercancía que se transporte y el volumen total de los lotes. Asimismo, esto repercutirá en el precio último de la gestión, al poder negociar con diferentes proveedores a la vez y no decantarse exclusivamente por uno.

Adecúese a una gestión medioambiental

Adaptando una estrategia correcta en lo referente a la responsabilidad social, no solo se ayuda a conservar el medio ambiente. También influirá en la reputación de la propia empresa. Tanto los consumidores como otras compañías de la cadena tendrán en cuenta dicho factor a la hora de seleccionar a sus colaboradores.

Optimice objetivos

Los objetivos últimos siempre deben pivotar en torno a las necesidades del cliente último. Ahora bien, nunca se ha desestimar la perspectiva global, con el fin de recabar la máxima información acerca del proceso. Un buen equipo resulta fundamental en este sentido, con directivos adecuados a sus puestos.